Niños y mascotas: los beneficios de criar con animales

Cantando, bailando y añadiendo, también, una cuota de payaseo, el oso Baloo le enseñaba a Mowgli que si busca lo más vital, lo muy esencial nomás, mamá naturaleza se lo iba a dar. Es quizá, la escena más recordada de El libro de la selva, la película de Disney basada en la novela de Rudyard Kipling, donde un niño se cría entre lobos y animales de la jungla, aprendiendo de estos y ellos, a su vez, del humano. Todos, finalmente, se benefician de esta relación que, por muy fantasiosa que parezca, tiene algunas proyecciones en la realidad.

Una encuesta publicada en marzo pasado por Cadem establece que el 86% de los chilenos tiene al menos una mascota, un aumento de 13 puntos respecto al mismo sondeo realizado en 2019. La tendencia que se ve en Chile es similar a la de algunas sociedades europeas, donde los hogares están integrados por más mascotas que niños y niñas menores de 15 años.

¿Y cuáles son los animales preferidos en el país? Perros y gatos, como era predecible, aunque proporcionalmente hay cada vez más felinos en los hogares. Ocurre que son los más buscados por las generaciones jóvenes: entre los encuestados de la Generación Z —nacidos a fines de los noventas—, un 60% dijo tener uno o más gatos.

Muchas familias adoptan mascotas para que hagan compañía a sus hijas e hijos, y no hacen mal. Un estudio internacional sugiere que la presencia de perros en la casa ayuda a que niños y niñas reduzcan sus niveles de estrés frente a situaciones que pueden resultarles agobiantes, respaldando así la tesis de que estos animales de compañía pueden proporcionar beneficios socioemocionales a las niñas y niños.

Pablo Toro, psiquiatra de la Red de Salud UC CHRISTUS, dice que el vínculo entre niños y niñas con una mascota puede ser una experiencia importante, sobre todo en la actualidad donde “nos relacionamos menos con otros o lo solemos hacer a la distancia, a través de pantallas”.

La relación con un otro —una “alteridad”, en lenguaje psicológico— implica aprender a conocerlo, entender las diferencias entre sí, respetarlo e, incluso, empatizar con él. Justamente esa es para la psicóloga clínica Joan Black el principal beneficio de la relación entre niñas y niños con sus mascotas. “Es el valor afectivo, que puede ser más intenso si se logra generar un vínculo estable y profundo con ellos, donde aparezcan ritmos compartidos y la posibilidad de comunicarse desde las diferencias”.

Esta relación, además, requiere que los infantes flexibilicen su conducta en función del encuentro con su mascota. Eso, según Black, es de “suma importancia en los distintos procesos de adaptación y socialización”.

Tener que preocuparse o hacerse cargo de un otro “activa a las personas, las saca de la apatía, las mantiene en movimiento con una ocupación”, agrega Pablo Toro. Esto es algo que no sólo beneficia a los chicos, sino que también a personas de la tercera edad y a quienes sufren de algún trastorno cognitivo.

“Hay animales que son entrenados para ser un soporte emocional frente a situaciones ansiógenas y desestabilizantes, como ciertos procedimientos médicos, ir al dentista o desregulaciones emocionales en el espectro autista, entre otros”, ejemplifica Black. Esto podría significar, si la relación se conduce de forma adecuada, una ayuda en la corrección de conductas o comportamientos problemáticos en un niño o niña, como la agresividad o la falta de empatía.

La socialización es uno de los procesos más relevantes para el desarrollo de habilidades blandas como la inteligencia emocional, la capacidad de comunicarse de forma efectiva y sana con otros o de establecer relaciones profundas y estables. Toro sostiene que una red extensa y profunda es en general un “índice de buena salud mental”. Y también lo podría ser en otros niveles.

El sitio HealthLine asegura que los beneficios del vínculo con mascotas puede reforzar el sistema inmunológico de niñas y niños. Los bebés que han sido expuestos a perros y gatos desde temprano tendrían menos riesgos de sufrir enfermedades respiratorias que aquellos que se han mantenido aislados de estos. Esa exposición precoz, además, ayudaría a prevenir infecciones y a reducir los casos de reacciones alérgicas.

Cómo elegir alimentos saludables para tu perro

Muchos creen que la comida para mascotas actualmente disponible en el mercado está procesada y llena de conservantes, tan saludables para los perros como las papas fritas para los humanos. 

Sin embargo, a diferencia de las patatas fritas, la comida para animales debe garantizar que pueda aportar todos los nutrientes necesarios para un perro o un gato, y por eso hay marcas en las que debemos centrarnos.

Consejos para elegir alimentos saludables para tu perro

  1. Tenga en cuenta que las porciones óptimas para la dieta de un perro sano contienen alrededor de un 50 % de carne, un 50 % de verduras, sin cereales añadidos ni rellenos baratos. Elige el alimento adecuado para tu perro siempre en base a esta proporción.
  2. Asegúrese de que las fuentes de proteínas ocupen un lugar destacado en la lista de ingredientes. Mire los primeros 5 ingredientes enumerados en la etiqueta en forma de proteína, como pollo, cordero o venado.
  3. Los granos pueden ser una fuente de energía de larga duración para los perros, pero también pueden usarse como rellenos económicos para aumentar el contenido de proteína de la comida. 
  4. Cualquier cereal que le des a tu perro debe ser en su forma natural, para aportar más fibra, vitaminas y minerales. Los mejores alimentos para perros a base de cereales son la avena, la cebada, la quinua, el arroz integral y el mijo.
  5. Muchas veces, la comida para perros de mala calidad tendrá un ingrediente de carne en la etiqueta en la primera posición, seguido de algunos rellenos.
  6. Piénsalo dos veces antes de convertir a tu perro en vegetariano. Los perros necesitan proteínas. ¿Un perro se volvería vegetariano normalmente? No. La mayoría de los veterinarios coincidieron en que un perro puede sobrevivir con una dieta vegetariana, pero eso no significa que será un perro feliz y próspero.
  7. Tenga en cuenta que si bien los conservantes son necesarios para que los alimentos para animales sigan siendo comestibles, no tienen por qué ser productos químicos artificiales que puedan convertirse en agentes cancerígenos. Evite los alimentos para perros que utilizan conservantes químicos BHA, BHT y etoxiquina. La vitamina E y la vitamina C, por otro lado, son excelentes conservantes para la comida de tu perro.
  8. Elija marcas premium de alimentos para animales en lugar de marcas económicas. Los ingredientes más baratos rara vez son los más saludables.
  9. Elige alimentos holísticos. La alimentación holística es 100% natural y 100% nutritiva. Compáralo con la dieta de una persona sana. Si tú no comerías ese alimento, es muy probable que tu perro tampoco lo haga, sobre todo si incluye grasa animal, sal o azúcar.

¿Cuántas mascotas hay en chile?

Somos muchos los que amamos a las mascotas en Chile y el mundo. Y es que cómo resistirnos a ese amor verdadero y alegría que nos entregan los animales en el hogar con sus inocentes travesuras. Lo mejor (o peor, según se mire) es que cada vez son más los fanáticos de las mascotas, pero ¿todas están bien cuidadas?

Este año se publicó un inédito informe del programa “Mascota Protegida de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE), donde se dio a conocer, por primera vez, una estimación poblacional animal. La encuesta se hizo a más de 17 mil hogares de 35 comunas del país y arrojó resultados sorprendentes sobre las mascotas.

Perros y gatos: ¿Cuántos hay, quiénes y cómo los cuidan?

Una de las primeras preguntas que se nos podría llegar a ocurrir es cuántas mascotas hay en Chile. Según los resultados revelados por la encuesta, en nuestro país existen 12.482.679 perros y gatos con dueños y que otros 4.049.277 no tienen ninguna supervisión (es decir, sin dueño visible conocido).

Además, los resultados arrojaron que las mascotas  que tienen tutores, 8.306.650 son perros y 4.176.029 son gatos. De los perros, 84% vive en zonas urbanas y 16% en rurales, mientras que el 86% de los gatos lo hace en ciudades. Los michis, al parecer, son urbanos.

Sin embargo, en la parte no tan positiva de la encuesta, se proyectó que por cada 2,4 por cada perro con dueño, hay uno que no tiene ninguna supervisión al deambular en la calle, mientras que, por cada 7,1 gatos, hay uno en esa condición. es decir, existen 3.461.104 perros y 588.173 gatos sin tutor conocido. Pero ¿saben cuál es la principal razón de los chilenos para tener una mascota? La compañía, así lo revelaron los resultados con un 89,1% de las respuestas. El 92,1 respondió además que considera a su mascota como un miembro de la familia y significa motivo de felicidad para ella.

Pulgas en perros y gatos: ¿qué son y cómo eliminarlas?

Bañar a nuestras mascotas no solamente ayuda a que ellos estén limpios y tengan un pelaje saludable, sino que también para evitar que tengan pulgas, aunque no es del todo seguro que tras una buena limpieza estén libres de estos pequeños animales que pueden traerle algunos problemas.

Seguramente has escuchado sobre las pulgas y que es importante eliminarlas lo más pronto posible de tu mascota en caso de que las tenga. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre estos insectos y qué hacer en caso de que tu michi o lomito tengan en su piel estos animales.

Las pulgas son pequeños insectos que se reproducen con gran velocidad debido a que la hembra puede colocar hasta 25 huevos al día. El ciclo de vida se completa de una pulga se completa en aproximadamente en 12 días y se reproducen con mayor frecuencia en temporadas de calor como primavera o en verano, aunque esto no quiere decir que los demás días del año se esté libre de ellas.

La manera en la que las pulgas llegan hasta tu mascota ocurre cuando colocan sus huevos en su pelo, los cuales pueden caer en superficies como alfombras o en la vegetación. Una vez que las pulgas maduraron buscarán un lugar en donde “hospedarse”, por lo que se guían por medio de estímulos térmicos hasta llegar a un michi o lomito.

Para las pulgas es muy fácil mudarse, ya que sólo necesitan que el perro o gato se acerque a otro animal para brincar a él y así hacerlo su nuevo hábitat.

Una de las señales que te puede dar tu mascota de que podría tener pulgas es que se rasca constantemente, por lo que lo ideal es revisar su pelaje cuando esté relajado y presta atención sobre todo en la cabeza, dorso y alrededor de la cola que son los lugares en donde las pulgas se concentran mayormente.

Lo aconsejable es también pasar un peine por el pelo de tu perro o gato y revisar las raíces de los pelos, ya que las pulgas también pueden estar en esa zona.

Otra manera de detectar que tu mascota tiene pulgas es que en su piel podría tener llagas con costras o incluso notar que se le cae más el pelo. Recuerda que estos insectos pueden provocarle ciertas heridas a tu michi o lomito, pero no le ocasionarán gran daño o le transmitirán enfermedades como lo hacen las garrapatas.

Aunque existen remedios caseros que podemos encontrar en Internet, lo cierto es que no son siempre seguros, por lo que lo ideal es acudir al veterinario que le hará una inspección y te recomendará ciertos jabones para combatir a las pulgas.

Por otra parte, es probable que te pida comprar algún líquido que se le puede aplicar al pelaje de tu mascota o incluso existen collares antipulgas, pero recuerda primero consultar al veterinario para que tu mascota reciba la mejor atención y así eliminar las molestas pulgas.